≡ Menu




On the Way to the Airport: sinopsis, reparto, final y más

On the Way to the Airport es un drama coreano del año 2016, sobre dos personas casadas que son unidas por el destino y no pueden evitar enamorarse cada vez más. Sigue leyendo y conoce todo sobre este maravilloso dorama.

On the Way to the Airport

Sinopsis

La historia trata sobre dos personas que, a pesar de ser casados, no pueden evitar acercarse el uno al otro. Choi Soo-ah es una aeromoza con mucha experiencia de la aerolínea AirAsia. Está casada con un piloto bastante dominante, Park Jin-seok, quien quiere tener el control de cada aspecto de su vida y de la de su hija Park Hyo-eun.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Jin-seok decide enviar a su hija a una escuela internacional ubicada en Malasia y allí ella conoce a Annie Seo, hija de Seo Do-woo. Las cosas toman un giro repentino cuando en su viaje a casa, Annie muere y Soo-ah y Do-woo se involucran de forma inevitable. Choi Soo-ah siente que su vida es perfecta, hasta que lo conoce a él, que es de buen corazón y todo un romántico, hace que su vida cambie por completo.

Reparto de On the Way to the Airport

Conoce a los maravillosos actores que forman parte del elenco de On the Way to the Airport.

Kim Ha-neul

Nació el 21 de febrero de 1978 en Seúl, Corea del Sur. Inició su carrera como modelo, pero saltó a la fama como actriz, protagonizando películas como My Tutor Friend, en el año 2003 y Too Beautiful to Lie, en el 2004. En el 2011, Kim Ha-neul ganó el premio a mejor actriz en los Grand Bell Awards y Blue Dragon Film Awards por su interpretación en el thriller Blind. Estudió en el Instituto de Artes de Seúl.

Ha-neul comenzó su carrera modelando para una marca de ropa llamada Storm, en el año 1996. Más tarde, en 1998, realizó su debut de actuación en la película Bye June, junto al popular actor Yoo Ji-tae. En 1999 obtuvo el papel protagónico en el drama de medicina Doctor K, el cual le consiguió su primera nominación en los premios. En el mismo año tuvo varias apariciones en series como Happy Together, y en el año 2000 volvió a actuar junto a Yoo Ji-tae en Ditto, drama que la llevó a la fama rápidamente.

El pico más alto de fama de la actriz sucedió en el 2001 con la serie dramática Piano, en la cual daba vida al personaje de una frágil mujer joven. El drama fue el segundo más visto ese año en Corea.  Desde entonces, protagonizó varios doramas, entre ellos, Romance, en el año 2002. Gracias a su trabajo en dicha serie, Ha-neul alcanzó el estrellato y ganó su primer premio a la excelencia. Incrementó su fama al protagonizar My Tutor Friend, donde interpretaba a una universitaria que debía enseñar a otro estudiante con tendencias criminales.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En el 2004 obtuvo el rol protagónico en Too Beautiful to Lie, una película de comedia romántica. Debido a su maravillosa actuación en este drama y en los anteriores, la prensa coreana la llamó la reina de la comedia romántica. Ese mismo año protagonizó el drama Ice Rain y la película de horror Dead Friend. 

En el 2006 regresó a la comedia romántica con la serie Almost Love, donde interpretó a una actriz con pánico escénico. En el 2010 participó en el drama Korean War, en el cual dio vida al personaje de una estudiante de medicina, pero a pesar de la gran inversión en la serie, no obtuvo un gran número de televidentes. En el año 2011 participó en el thriller de asesinos seriales Blind,  un reto para su carrera, ya que debía interpretar a una mujer ciega que solía ser una detective y se convierte en el testigo clave de un homicidio.

Su trabajo en Blind la llevó a ganar el premio a mejor actriz ese año, luego participó en You’re My Pet, una adaptación de la manga japonesa titulada Kimi wa Petto. Regresó a la pantalla chica en el 2011, con el personaje de una profesora de escuela secundaria que se enamora de un arquitecto con características de casanova, en el drama A Gentleman’s Dignity. 

En el 2015 obtuvo un papel en su primera película china, una comedia romántica llamada Making Family, junto al actor Aarif Rahman. En el año 2016 hizo su segundo retorno a la pantalla pequeña con On the Way to the Airport como personaje principal junto al actor Lee Sang-yoon. Interpretó a Choi Sooh-ah. Después de participar en este dorama, obtuvo el papel principal en Misbehavior, en el año 2017.

Kim se casó en el año 2016 con un hombre de negocios y anunció el nacimiento de su primera hija el 27 de mayo de 2018.

Lee Sang-yoon

Nació el 15 de agosto de 1981 en Seúl, Corea del Sur. Estudió física en la Universidad Nacional de Seúl. Su talento como actor fue descubierto en las calles de Yeouido, una isla en Seúl, por su antiguo agente, cuando tenía 24 años. Realizó su debut en el mundo del entretenimiento en un comercial de Hite Beer, en el año 2005. Con su aparición en dicho comercial, consiguió papeles menores en populares doramas. Ganó el premio a mejor actor en los MBC Drama Awards por su actuación en Home Sweet Home.

Ganó popularidad cuando protagonizó la serie My Daughter Seo-young en el año 2012. La serie obtuvo un porcentaje de televidentes de 47.6%, convirtiéndola en la más vista en Corea en el año 2013. Ese mismo año se graduó como físico en la prestigiosa Universidad Nacional de Seúl, a la cual ingresó en el 2000, pero su carrera de actor y su servicio militar obligatorio le impidieron finalizar la carrera a tiempo.

Luego de su graduación, Lee regresó a la actuación con el drama de época Goddess of Fire en el 2014,interpretando al príncipe Gwanghae. Más tarde, protagonizó su primer proyecto cinematográfico, en la película de romance Santa Barbara. El mismo año protagonizó varios doramas como Angel Eyes Liar Game.

En el 2016 protagonizó On the Way to the Airport, donde interpreta a Seo Do-woo. Después de participar en dicho drama, obtuvo su segundo papel protagónico en un proyecto cinematográfico, la película de suspenso Insane. Lee es muy popular por sus papeles en Life is Beautiful On the Way to the Airport.

Shin Sung-rok

Nació el 23 de noviembre de 1982 en Corea del Sur. Sung-rok deseaba ser actor desde su adolescencia. Cuando una grave lesión terminó con su carrera como jugador de baloncesto, decidió dedicarse por completo a la actuación, inscribiéndose en la Universidad de Suwon en la carrera de cine y teatro, aunque la abandonó poco tiempo después. Actuó por primera vez en el año 2003, pero le resultó muy complicado encontrar trabajo, ya que los directores le pedían mayor experiencia para las audiciones. Desde entonces Sung-rok decidió dedicarse al teatro en lugar de la actuación para ganar experiencia.

Mientras realizaba su presentación en el musical Dracula, Sung-rok fue reclutado para su primer papel importante en pantalla, en el drama Hyena, año 2004. Más tarde, realizó roles menores en películas como Thank You All About My Family. También tuvo apariciones en el reality show sobre parejas, llamado We Got Married junto a la actriz de comedia  Kim Shin-young. La fama actoral se le seguía escapando de entre manos, pero en el área del teatro ya estaba ganando popularidad. En el 2007 fue escogido entre 400 personas para  protagonizar la adaptación musical de Forest Fire.

Después de participar en esta adaptación musical, recibió una nominación a mejor actor en los Korea Musical Awards. Mientras protagonizaba un musical teatral tras otro, Sung-rok fue poco a poco alcanzando la fama y siendo reconocido por lo críticos gracias a sus increíbles interpretaciones y su talento como cantante, atrayendo público de otros países a sus presentaciones.

Consiguió participar en un drama televisivo, Definitely Neighbors, en el año 2010, el cual aumentó su popularidad en el mundo de la televisión. Dio vida al personaje de un chef que se enamora de una mujer divorciada, papel que le consiguió el premio a mejor actor de reparto en los SBS Drama Awards del 2010. Su actuación más popular hasta ahora ha sido en la comedia romántica My Love from Another Staren el año 2013, donde interpretó a un hombre de negocios con características de villano. Esto fue seguido por actuaciones en Trot Lovers, Liar Game The King’s Face.

En el año 2016 se integró al elenco de On the Way to the Airport, interpretando al personaje de Park Jin-seok, un padre y esposo posesivo y sobreprotector. A pesar de ganar gran popularidad en televisión, Sung-rok declaró que su corazón siempre estará en el escenario, haciendo musicales teatrales, ya que fue allí donde ganó la confianza suficiente y aprendió todas sus habilidades de actuación. Dice que el escenario es su hogar y lo hizo quien es ahora, no dejará de realizarlos, no importa cuán ocupado se encuentre.

En cuanto a su vida personal, Sung-rok comenzó a salir con la bailarina Kim Joo-won el el año 2011. Ella fue una de las bailarinas principales en el Ballet Nacional de Corea por 15 años, y actualmente es profesora de ballet en la Universidad Femenina de Sungshin. Terminaron su relación en el año 2015 y Sun-rok se casó con una trabajadora de oficina, quien no es una celebridad, en junio del 2016.

Choi Yeo-jin

Interpreta al personaje de Song Mi-jin, nació el 27 de julio de 1983 en Seúl, Corea del Sur. Es una modelo que más tarde decidió ser actriz. Aunque nació en Corea del Sur, pero cuando sus padres se divorciaron, tuvo que mudarse a Canadá cuando estaba en 6to grado. Deseaba ser una bailarina, pero debió abandonar su sueño, ya que sus padres no tenían suficientes recursos económicos. Debutó en el mundo del entretenimiento al participar en un concurso de modelaje en Canadá, 2001.

Choi abandonó la universidad en Canadá para seguir su sueño de actriz en Corea, desde entonces ha protagonizado diversos dramas y películas, los más populares son Surgeon Bong Dal-hee, Golden Bride I Need Romance. Su fama incrementó en el año 2012, cuando se unió al elenco del reality show Dancing with the Stars, quedando dentro de los finalistas en 6 programas de 11 y eventualmente tomando la victoria.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En el año 2014 obtuvo un rol en el famoso drama Emergency Coupledando vida al personaje de Shim Ji-hye. Ese mismo año participó en Valid Love como Jang Hee-soo. Durante los siguientes años continuó actuando en varios dramas, incluídos On the Way to the Airport. 

Jang Hee-jin

Nació el 9 de mayo de 1983 en Incheon, Corea del Sur. Inició su carrera siendo modelo para las revistas de moda CeCi, Marie Claire Cindy the Perky. En el 2002 se graduó como administradora de hoteles en Kyung Hee Cyber University, y en el año 2012 obtuvo su licencia en Artes, en la universidad de Konkuk.

Ha tenido apariciones en muchos doramas, entre ellos destacan Myung-wol the Spy, Big y On the Way to the Airport, donde interpreta al personaje de Kim Hye-won. Realizó su debut como actriz en la serie televisiva Nonstop 5 en el 2004. Ese mismo año, obtuvo un rol en el drama Land, como el personaje de Yang-hyeon. Ganó popularidad a partir del año 2012, con sus papeles en My Daughter Seo-young, Big y What’s Up.

Su primera aparición en un proyecto cinematográfico tomó lugar en la película llamada APT, en el año 2006. Ese mismo año obtuvo roles en las películas Marrying the Mafia III Gangster High. A lo largo de los años ha participado en otros proyectos en la pantalla grande, como Crazy Waiting (2007), Rough Cut (2008), The Showdown (2011), A Girl at My Door Confession, ambas obras realizadas en el año 2014. Entre sus apariciones en shows de variedades podemos encontrar Law of the Jungle, Music Bank, The Duet y Hee-jin’s Lovely.

Final

Antes de que Soo-ah y Doo-woo puedan pensar en tener una feliz vida juntos, existe una última confrontación que ambos deben atravesar, y podría ser la más impactante de toda la serie. Los momentos que definen nuestra vida no siempre son los más dramáticos y grandes como se presentan en la televisión, y On the Way to the Airport está aquí para recordarnos eso. Las cosas a veces sólo suceden y a partir de allí, debemos averiguar cómo seguir.

Soo-ah entra a su apartamento con el corazón roto, muy triste de regresar sin Hyo-eun. Se acuesta en la cama de su hija en posición fetal y se queda allí por el resto del día. Al llegar la noche, decide salir a caminar y tomar un poco de aire por el vecindario, justo como solía hacer en Jeju. En ese momento, Do-woo la llama para preguntar qué hará esta noche y la impulsa a caminar a “su casa”. Ella sonríe y responde que, no importa cuánto camine, su casa no aparecerá.

De repente, un auto estacionado frente a ella enciende las luces – es el auto de Do-woo. Soo-ah sólo se queda mirándolo, impresionada, y él le da esa característica sonrisa amorosa y cálida. Do-woo la lleva lejos del apartamento y dice que sabría que ella estaría triste tras enviar a su hija Hyo-eun a Nueva Zelanda. “Como cuando la madre de Hyo-eun y el padre de Annie hablaron por primera vez al teléfono”, aclara.

Aunque Do-woo no se caracteriza por tener una memoria excelente, dice que recuerda cada detalle de la primera vez que vio a Soo-ah. Estas son noticias para Soo-ah, ya que ella no sabía que la había visto en esa calle hace tanto tiempo, y se pregunta cómo pudo haberla visto. Doo-woo se dirige, junto a ella, a su habitación especial en el viejo apartamento para poder hablar cómodamente. Soo-ah nota que en cuanto entró a la habitación, su corazón sintió un poco más de paz.

Do-woo le sugiere que hagan de esa habitación su nuevo hogar, pero Soo-ah se siente terrible, porque dijo que sufriría sola. Él le recuerda que pasó por su situación antes que ella. Aunque sabe que un divorcio es difícil, ahora es más complicado, cuando sentimientos que antes no estaban, comienzan a salir a flote.

Soo-ah escucha sus palabras, y dice: conoces a alguien y luego te apartas, así funcionan las cosas. Conoces, vives y dejas. La segunda parte, vivir, es la que se vuelve más complicada. Do-woo dice que entonces deberá vivir con ella aunque sea un sólo día, mientras toma unas sábanas.

Deja la habitación para ir por unas cervezas que se encuentran en el refrigerador, y cuando vuelve, encuentra a Soo-ah riendo mientras habla por teléfono con su hija. Doo-woo se alegra mucho de verla feliz de nuevo. Al terminar la llamada, Soo-ah le confiesa a Doo-woo que regresó a Seúl con el plan de volver a la isla de Jeju con Hyo-eun, pero ahora no está tan segura de que eso pueda suceder, y si es así, no sabe qué hará después. Ahora que Hyo-eun se ha ido a Nueva Zelanda, está más confundida que nunca.

Levanta la mirada para ver a Do-woo, mientras dice “acerca de regresar a la isla… no estoy tan segura sobre eso”. Dice que hay demasiados recuerdos de su hija Hyo-eun en Jeju, y no está lista para ir allá y soportar todo eso ahora. Do-woo comprende y luego bromea, diciendo que es una lástima, ya que él planeaba ir a esconderse a la isla con ella.

A la mañana siguiente, Soo-ah abre lentamente sus ojos para darse cuenta de que Do-woo ya ha despertado y se encuentra a su lado, mirándola. Él le pregunta qué deberían hacer el día de hoy, y luego sugiere quedarse en casa juntos y descansar. Ambos están de acuerdo y sólo se quedan allí, acostados, mirándose el uno al otro, enamorados. Do-woo eventualmente sale de la casa a saludar a Suk, quien está sorprendido de que esté de vuelta en Seúl. Se sorprende aún más cuando ve a alguien detrás de él (Soo-ah).

Los ojos de Soo-ah casi explotan de pánico, y cuando Suk pregunta quién es ella, Do-woo la presenta, diciendo “Choi Soo-ah, alguien que es como mi familia”.  Más tarde, Do-woo y Soo-ah pasan el resto de día en casa, disfrutando algo de beber y aprendiendo sobre el pasado del otro. Ambos vuelven a su habitación secreta y la conversación se torna un poco más seria. Do-woo confiesa que mientras esperaba a Soo-ah en Jeju, pensaba en Annie y en cuánto lo había esperado.

Escuchando la culpa en su voz, Soo-ah le dice que fue gracias a él que Annie aprendió a esperar. Le recuerda que Annie había insistido en llevarlo con ella, cuando podía ir sola, y que tener a Do-woo allí la hizo sentir fuerte. “Justo como yo me siento ahora”, dice Soo-ah. Do-woo se siente un poco mejor al escuchar las palabras de Soo-ah, aunque su ánimo vuelve a dañarse cuando debe preguntarle si Jin-Suk llega mañana. Le dice que hay una sola cosa que puede hacer: olvidar todo y huir.

Soo-ah responde que anticipar las cosas es algo que habían acordado no hacer en su relación y piensa que deberían dejarlo así, mientras que Do-woo cree que deberían romper esa condición. Los interrumpe el teléfono de Soo-ah, es Hyo-eun en una videollamada. Do-woo se levanta para irse, diciendo que se tome el tiempo necesario y le avise cuando esté lista.

Sin embargo, Soo-ah no dice nada a Do-woo cuando termina la llamada. Se queda sola en la habitación, pensando en qué debería hacer, mientras Do-woo está en su oficina, queriendo volver a la habitación con ella. Se quedan de esa forma toda la noche, hasta que Soo-ah decide irse esa mañana, y mientras está en el autobús a casa, narra su disculpa a Do-woo: “Lamento irme sin decir adiós. Si me quedaba otros 5 minutos habría huido contigo, justo como me pediste. Aun es difícil saber qué es lo mejor para mí, pero ahora, creo que es mejor vivir sin culpas. Cerraré mis ojos y superaré esto. Cuando los abra, espero estar contigo a mi lado y mi conciencia en paz”.

Soo-ah abre sus ojos, sólo para darse cuenta de que de nuevo, está en su apartamento, sola. Mi-jin encuentra a Jin-suk en el aeropuerto e inmediatamente envía un mensaje a Soo-ah, para avisarle que ha vuelto a Seúl. Esto irrita a Jin-suk, pero Mi-jin le dice que deje de huir. Dice que realmente desea que él supere esto antes de toparse con uno de sus colegas, preguntando qué debería hacer con la nominación de Soo-ah como entrenadora de empleados. Ella rápidamente dice que dejen su nombre en la lista.

Jin-suk respira profundamente antes de entrar al apartamento. Pero cuando entra, lo hace directamente a su habitación, sin decir una palabra a Soo-ah. Cuando finalmente decide salir, comienza a pelear con Soo-ah sobre su vuelo a Nueva Zelanda, sin dejarla hablar. Quiere esperar a que estén todos en Nueva Zelanda antes de hablar de cualquier cosa. Pero Soo-ah no se queda en silencio esta vez y demanda que al menos le pregunte qué sucede. Jin-suk le pide que ahora que está en casa, enfrente la realidad. La frustración de Soo-ah surge y debe golpearse el pecho para no estallar.

Molesta, insiste a Jin-suk que dirá lo que necesita decir, haciendo que él se quede impresionado y en silencio. Continúa diciendo que a Hyo-eun le agrada su nuevo hogar y él debería, simplemente, transferir su trabajo hacia allá. Pero ella se quedará en Seúl, le pide que arreglen la situación de una vez por todas y tomen caminos diferentes. Jin-suk pregunta con quién planea vivir entonces, y dice “Seo Do-woo?” Sus palabras golpean a Soo-ah en lo más profundo de su corazón. Jin-suk continúa diciendo que no quiere verla rogar por su perdón sólo para sentirse mejor y preferiría verla tragarse cualquier sentimiento que pueda tener.

Soo-ah ha terminado. Le aclara a Jin-suk que no tiene nada más que decir. Se levanta y dice que tampoco irá a Nueva Zelanda con él. Jin-suk insiste en que sólo es una crisis y deben superarla, mientras que Soo-ah le dice que ya todo está roto y no se trata de una crisis. Se va y lo deja ahí, tan impactado que ni siquiera puede tomarla o decir algo. Se dirige al elevador, diciéndose a sí misma “está bien, está bien. Lo hiciste bien, Soo ah. Estoy orgullosa de ti”.

Mientras tanto, Do-woo se reune con Ji-eun para comenzar un nuevo proyecto, el cual Ji-eun acepta felizmente. Luego, Do-woo visita a Hyun-woo para ayudar en el bar antes de su apertura, cuando nota una nueva pintura en la pared. Es Seúl vista desde el segundo piso, y algo sobre la pintura lo hace detenerse.

De vuelta en su apartamento, Jin-suk sigue alterado por su discusión con Soo-ah. Sus ojos se detienen fijamente en el adorno de la abuela que descansa en la repisa, el cual toma y con determinación en su mirada, se retira del apartamento. Por otro lado, Soo-ah se dirige al bar de Hyun-woo, quien le sonríe y le dice que Do-woo también ha estado vagando por el vecindario desde que vio aquella pintura en la pared. Soo-ah inspecciona la obra de arte por sí sola, recordando la primera vez que tuvo esa vista. Entonces, sube al balcón del segundo piso y se sorprende de ver a Do-woo caminando en la calle abajo de ella.

Al llamarlo, él responde su teléfono inmediatamente y le pregunta cómo le fue con Jin-suk. Ella le cuenta, felizmente, que pudo sacar todo de su pecho. Do woo quiere verla y le pregunta dónde está, a lo que ella le pide que adivine. Le da una pista, diciendo que es un lugar al que él suele ir mucho. El piensa que es Jeju, pero ella sólo dice que es un lugar que se parece mucho. “No puedo verte”, dice Do-woo, y ella responde que ya sabe cómo pudo verla la primera vez que hablaron por llamada. Do-woo finalmente entiende y mira hacia arriba, sonriendo al darse cuenta de lo cerca que están y siempre han estado, ya sea en Jeju o en Seúl.

Dejar Comentario